Posición cuna en portabebés: precauciones y consejos

Cuando hablamos de porteo y de las posiciones en las que se puede portear, tendemos a referirnos a tres principales: al frente, a la cadera o a la espalda. Sin embargo, existe una cuarta y menos común que es la posición cuna en portabebés. Se trata de una posición especial, que requiere tener ciertas precauciones añadidas a las habituales para un porteo seguro.

posición cuna en portabebes

La posición cuna en portabebés, es una posición para bandoleras de anillas y fulares portabebés, que se usa principalmente para dar el pecho al bebé. Sin embargo, no se usa muy a menudo para portear por no resultar del todo cómoda para el porteador (en comparación a otras posiciones) y por resultar en cierto modo peligrosa para el bebé si no se tienen algunas precauciones para el porteo seguro adicionales a las habituales.

La posición cuna en portabebés es aquella posición en la que el bebé se coloca semi-acostado en el portabebés, por lo que su peso apoya a lo largo de su espalda en C. Si no se tienen ciertas precauciones, la espalda del bebé puede curvarse demasiado, acercando su mentón/barbilla a su pecho, pudiendo obstruir las vías respiratorias.

En esta imagen se puede apreciar claramente cuáles son las posiciones correctas e incorrectas de la posición cuna en portabebés:

posición cuna en bandolera de anillas

De izquierda a derecha, las dos primeras imágenes son posiciones incorrectas de la posición cuna en portabebés. En  la primera, la cabeza del bebé está colocada en el lado de las anillas por lo que, aunque el bebé está vientre con vientre, la tensión de la tela tan cerca de las anillas fuerza la cabecita del bebé a una posición peligrosa para sus vías respiratorias. En la segunda, el bebé está con el vientre hacia arriba y colocado muy abajo (poca tensión de la tela), por lo que esta le fuerza el mentón hacia su pecho, poniendo en riesgo su respiración. En cambio en la última, el bebé está bien colocado. Un poco más adelante te doy las claves para colocar bien al bebé en posición cuna en portabebés. Pero vamos antes a conocer los riesgos de colocarlo de forma incorrecta.

Riesgos de la posición cuna en portabebés:

Si colocamos un bebé en posición cuna en un portabebés y lo hacemos de forma incorrecta, existen ciertos riesgos para el bebé y también para el adulto:

El principal riesgo para el bebé es la obstrucción de las vías respiratorias, que puede darse por tres razones: por la excesiva curvatura de la espalda y cuello del bebé (acercando su mentón a su propio pecho), porque el bebé tenga su carita demasiado apretada a nuestro cuerpo o porque el bebé tenga cubierta su carita con la tela.

Los bebés en sus primeros meses tienen la musculatura de la espalda y cuello muy poquito desarrollada y esta posición que hace que si la barbilla y el pecho se juntan, se pueden bloquear las vías respiratorias aumentando la probabilidad de provocar hipoxia (falta de oxígeno) o asfixia. Cuando la barbilla y el pecho de un bebé se juntan, se producen una especie de “pliegues” en la vía aérea del niño, al igual que una pajita y el aire no puede pasar. Esto es conocido como asfixia postural. Esta posición está especialmente contraindicada en bebés prematuros o con bebés que tienen su respiración comprometida.

Y para el adulto también hay riesgos (y en consecuencia, también para el bebé): si el portabebé no está colocado a la altura adecuada y bien ajustado hará que el peso no esté bien integrado en el eje del adulto, por lo que la sensación de peso será mayor y podría aumentar el riesgo de desequilibrio y caídas.

No queremos sustos ni disgustos, pero tampoco generar miedo. Por ello teniendo en cuenta una serie de precauciones todo esto se puede evitar al llevar a un bebé en posición cuna en portabebés de forma segura.

Consejos para la posición cuna en portabebés:

  • posición cuna en bandolera y fularColoca al bebé siempre vientre con vientre (su tripa pegada a la tuya), la cabecita más alta que sus pies y un poquito ladeada hacia arriba, de manera que sus vías respiratorias queden libres. Es mejor que los pies queden fuera del portabebés, con la tela hasta las rodillas.
  • Si el portabebés que estás usando es una bandolera de anillas, la cabeza del bebé debe quedar siempre en el lado contrario a las anillas.
  • No cubras la carita del bebé con la tela (nunca, con ningún tipo de portabebés).
  • El bebé debe estar bien ajustado contra nuestro cuerpo para darle un buen soporte y evitar que con el movimiento el portabebés se baje o se destense.
  • Si observas que el portabebé se destensa o que el bebé se mueve tómate un momento para reajustar el portabebé y colocar al bebé en la posición correcta.

Como ves, las precauciones son sencillas para hacer de forma segura la posición cuna en portabebés. Desde mi punto de vista, la posición es una poción que hay que evitar si no te sientes seguro/a de hacerlo bien. Es mejor que antes consultes con una asesora o instructora de porteo para resolver todas tus dudas. Y si no, portea a tu bebé en posición erguida (sentado) y pásalo sólo a posición cuna para darle el pecho.

¿Has probado la posición cuna con portabebés como bandolera de anillas o fular?

¿Te parece cómoda?

Cuéntanos tu experiencia con la posición cuna en portabebés, seguro que ayuda a otros papás y mamás que quieran probarla. Y si crees que este post puede ser útil a otras personas… compártelo en redes sociales! 😉

comprar fulares elasticos

Soy Laura, psicóloga y asesora e instructora de porteo ergonómico, al frente de Pajarito Pinzón desde 2013. Mi objetivo es dar a conocer al máximo todos los beneficios que el porteo nos puede dar tanto a los adultos y a los bebés y ayudar a las familias a encontrar el portabebés que mejor se adapte a sus necesidades.

blog portabebés

¿Quieres recibir nuestro boletín? ¡Suscríbete!


Próximos eventos

No hay próximos eventos actualmente.

veo-bio-juguetes-de-madera
cirque-magique

No hay comentarios
 

Deja un comentario