Fular tejido: Nudo canguro a la cadera

Siempre decimos que el fular tejido es el portabebés más versátil de todos, ya que nos permite hacer numerosos anudados diferentes para portear al bebé en distintas posiciones. Ya os conté como hacer la cruz envuelta con fular tejido, el nudo más básico, y ahora que el calor está aquí os voy a enseñar a hacer un nudo fresquito y sencillo: el canguro a la cadera.

Cuando hace calor, portear a la cadera y/o con anudados de una sola capa nos ayuda a pasar menos calor (os lo conté en este post: Portabebés y porteo en verano). Los nudos canguro (como el canguro delante o el canguro a la espalda) son ideales cuando hace calor, ya que son de una sola capa y dan muy buen soporte. Hoy os traigo este nudo canguro a la cadera con fular tejido porque cumple ambos requisitos.

canguro a la cadera

Características del nudo canguro a la cadera con fular tejido:

  • Es un nudo de una sola capa de tela
  • El bebé va colocado en la cadera, en posición erguida
  • Nivel de dificultad medio-alto (al ser una única capa de tela, es necesario realizar un buen ajuste)
  • Tipo de fular necesario: con un fular corto (talla 3 o 4) tendrás suficiente, pero si dispones de un fular más largo no te preocupes que la tela restante la puedes anudar en tu cintura (yo lo he hecho con un fular talla 5 de Little Frog, de 4,20 m).
  • El peso recae sobre un solo hombro (en ratos de porteo muy largos, puede sobrecargar)

Canguro a la cadera con fular tejido en 10 pasos:

nudo canguro a la cadera

Antes de comenzar piensa en qué lado quieres llevar al bebé, en mi caso yo lo voy a colocar a mi derecha, por lo que el peso recaerá sobre mi hombro izquierdo. Si es al revés recaería sobre el hombro derecho.

1.tLocaliza el centro del fular y aguántalo en el lado que quieras llevar al bebé (en mi caso a la derecha).

2.tSube el extremo delantero hacia tu hombro contrario en diagonal sin que la tela se enrosque.

3.tPasa el otro extremo por tu espalda con la tela extendida hacia tu axila contraria y para sujetar la tela pasa tu brazo por encima de la tela en tu espalda y coge el extremo inferior y traelo hacia adelante. La tela ha de quedar sobre tu brazo extendida como si fueras un camarero/a (así mantenemos la tela delante).

4.tCoge al bebé y colócalo dentro de la bolsita en tu cadera (la posición más cómoda es a unos 45-50º, no a 90, para tener buena movilidad). La tela debe quedarle de corva a corva, con el resto de las piernas fuera de la tela.

5.tSube la tela por su espalda (si es pequeño hasta encima de sus orejas, si es mayor puedes hacerlo hasta sus axilas) y con el resto de la tela haz un buen saquito (para ello mete la tela sobrante entre sus piernas y separa al bebé de ti para estirar de la tela hacia su ombligo).

6.tEmpieza a ajustar la banda horizontal que cruza tu espalda (siempre mano contraria al lado del bebé) intentado que la tela quede bien extendida por ella. Para ello, coge la tela por el extremo superior que sale de tu axila y estira hacia el lado siguiendo la dirección de la tela hasta llevarla bajo el culito del bebé y ve ajustando raya a raya. Recuerda que la mano contraria la puedes usar a la vez para sujetar al bebé y para ir sujetando la tela que vas ajustando.

7.tMientras sujetas al bebé y la tela que ya has ajustado con una mano, con la otra gira la tela que hay sobre tu hombro (lo que se conoce como giro canguro): puede ayudarte meter la mano entre la tela y tu cuerpo, coger el extremo de la tela a la altura de la oreja del bebé y llevarla hacia el exterior de tu hombro. Termina de girar la tela del todo en tu hombro y en tu espalda. Este giro te ayudará a ajustar bien la zona superior de la espalda del bebé. Y lleva la tela en diagonal por tu espalda y, pasando el brazo sobre la tela, busca el extremo más cercano a tu columna y tráelo bajo el culito del bebé. Igual que con el otro brazo, la tela ha de quedar sobre tu brazo extendida como si fueras un camarero/a.

8.tAntes de empezar a ajustar este otro extremo, arregla la tela del hombro, de manera que quede con unos pequeños pliegues más o menos regulares. Ahora ya si, mientras sujetas al bebé y la tela que ya has ajustado con la mano contraria, empieza a ajustar raya por raya empezando por el extremo que queda más cercano a tu mano (que corresponde con la tela que sujetará la cabeza del bebé). Estira siempre en dirección de la tela (en este caso en diagonal hacia abajo) y moviendo el hombro para ayudar a la tela a deslizarse.

9.tPara terminar haz doble nudo bajo el culito del bebé.

10.tYa tienes tu nudo canguro a la cadera. Si tu brazo queda demasiado bloqueado por la tela, puedes estirar del extremo más bajo y doblar hacia arriba, creando una doble capa.

Y como siempre, en este video puedes ver todo el proceso de este nudo canguro a la cadera con fular tejido:

Como veis el nudo canguro a la cadera con fular tejido no es tan difícil, pero sí que requiere un poco de práctica, ya que hasta conseguir un buen ajuste tendréis que probar unas cuantas veces. 

¿Te animas a probar el nudo canguro a la cadera?
¿Nos cuentas tu experiencia?
¡Feliz porteo!

Soy Laura, psicóloga y asesora e instructora de porteo ergonómico, al frente de Pajarito Pinzón desde 2013. Mi objetivo es dar a conocer al máximo todos los beneficios que el porteo nos puede dar tanto a los adultos y a los bebés y ayudar a las familias a encontrar el portabebés que mejor se adapte a sus necesidades.

blog portabebés

¿Quieres recibir nuestro boletín? ¡Suscríbete!


Próximos eventos

No hay próximos eventos actualmente.

veo-bio-juguetes-de-madera
cirque-magique

No hay comentarios
 

Deja un comentario