Clara y su mochila portabebés Boba 4G

Soy Clara, madre de Eva y autora del blog Cantando Nanas. Desde luego, no seré yo quién se atreva a dar lecciones de porteo en esta página (no estoy tan loca), pero sí os quiero contar mi experiencia:
experiencia con mochila portabebés Boba 4G
Tenía clarísimo que a mí esto me iba a gustar desde antes de quedarme embarazada. Lo veía tan natural… Durante el embarazo no paré de investigar: que si bandolera de anillas porque es más fresquita y sencilla, mira el fular qué amoroso, voy a ver cien vídeos sobre cómo anudarlo o dar el pecho en él, necesitaré una mochila portabebés porque a Dani seguro que le resulta más cómoda, pues voy a hacer un máster sobre mochilas… Total, que ganaron fular elástico al principio (con sus correspondientes prácticas con el elefante de peluche) y la mochila portabebés Boba 4G para más adelante.
porteo en clase de costura
Porteando con fular elástico Liliputi en clase de costura
Por supuesto, hemos tenido que escuchar los típicos comentarios: “se te va a romper la espalda”, “va mucho mejor en el carrito porque ve más”, “si le acostumbras a ir siempre encima no te la vas a quitar nunca, va a tener mamitis” (¡ojalá!). Suelen provenir de la misma gente que ponía el grito en el cielo porque duerme con nosotros (oye, ni una mala noche hasta el momento, mano de santo), por no insistirle más con el chupete porque “se va a chupar el dedo y eso sí que no se lo quitáis, y además os ayudará cuando llore mucho” (pues no se chupa el dedo y casi nunca llora, de momento vamos esquivando todas las balas), o porque no les gustaba cómo le daba el pecho: “te tiene esclavizada, le das el tiempo que le da la gana cuando hay que ponerle diez minutos máximo en cada pecho” (pues que yo sepa el pecho es a demanda). No hacemos ni caso. A nosotros nos funciona y con eso vale.
mochila portabebés Boba 4G
Porteando en el Museo Reina Sofía
Me di cuenta de lo fundamental que iba a ser el porteo en nuestros viajes (viajamos muchísimo por trabajo y porque la familia está lejos) el día que fuimos a visitar a mis cuñados a Madrid y nos encontramos con que no tenían ascensor, ¡horror!. Después fuimos al Prado y al intentar meternos en el metro ¡imposible!. De ahí a cenar en un restaurante muy mono del barrio de las Letras ¡ni por asomo! y luego en el tren un cacharro más. En los viajes directamente ni nos planteamos volver a ir con carrito. Cuando Eva crezca y realmente pese mucho para pasear con ella unas cuantas horas ya veremos, supongo que encontraremos un carrito lo más ligero y compacto posible, pero hasta entonces… ¡Qué nos quiten lo “bailao”!, con la Boba4G, que se pone y se quita facilísimo además de no ocupar nada, vamos a todas partes.
mochila portabebés Boba 4G Florencia
Con papá Dani en Florencia
Mochia portabebés Boba 4G en Lisboa
De turismo en Lisboa
Poco a poco introdujimos el porteo en el día a día: Cuando Eva está mimosa y hay que preparar una clase, ordenar, fregar el suelo o hacer algún recado… Creo que es la compra mejor amortizada de todas.
No nos perdemos nada, podemos acceder a cualquier parte. Eva encantada bien pegadita y con la teta preparada para dar una chupadita si le apetece, aunque no creo que sea ella la que sale ganadora: es imposible disfrutar más de lo que lo hago yo cuando me hace cosquillas en la cintura con esas manitas regordetas, por no hablar de que conozco todos sus secretos que sólo oigo yo desde tan cerquita: mamatapapatatapedorretapedorreta… Y no soy la única, todos los que la han porteado se pelean por volver a hacerlo: su abuelo, sus tíos…
Mochila portabebés con el abuelo
El abuelo porteando a Eva
En definitiva, la mochila portabebés se ha vuelto imprescindible en nuestras vidas. Sin duda repetiremos la experiencia si tenemos más niños y no me cansaré de recomendarlo a todo el que me quiera escuchar.
Gracias Clara por contarnos tu experiencia de porteo, nos encanta ver a clientes satisfechos que disfrutan del porteo en su día a día.

¿Quieres contarnos tu experiencia de porteo? Envíanos un email a info@pajaritopinzon.com y te contamos cómo hacerlo.

Soy Laura, psicóloga y asesora e instructora de porteo ergonómico, al frente de Pajarito Pinzón desde 2013. Mi objetivo es dar a conocer al máximo todos los beneficios que el porteo nos puede dar tanto a los adultos y a los bebés y ayudar a las familias a encontrar el portabebés que mejor se adapte a sus necesidades.
blog portabebés

¿Quieres recibir nuestro boletín? ¡Suscríbete!


Próximos eventos

No hay próximos eventos actualmente.

veo-bio-juguetes-de-madera
cirque-magique