10 consejos para un porteo seguro

Portear es una maravilla, para los bebés y para los adultos, pero hay que hacerlo de forma segura. No sólo con comprar el portabebés más estupendo del mercado lo tenemos todo hecho. Es necesario conocer algunos puntos básicos sobre porteo seguro para que bebé y adulto vayan cómodos y sin riegos de ningún tipo. Así que hoy vamos a repasar 10 consejos para un porteo seguro de tu bebé.

En otras ocasiones ya hemos hemos hablado sobre porteo seguro, pero me apetece dejar claros los puntos clave para hacerlo bien y que no se quede nada en el tintero. Siempre partimos de la base de que el portabebés tiene que ser ergonómico, porque es el que será más respetuoso con el bebé y con nuestra espalda. Pero además de elegir un buen portabebés ergonómico, portear de forma segura va a depender de ti.

El porteo es una experiencia maravillosa, pero es necesario hacerlo de forma segura. Click to Tweet

10 tips para un porteo seguro

consejos para porteo seguro

1# Las vías respiratorias del bebé deben quedar libres:

Antes de hablar de la posición de la espalda o la cadera del bebé, es absolutamente necesario para su seguridad que las vías respiratorias queden libres. Para ello tendremos en cuenta que su mentón o barbilla no se acerquen a su pecho, evitando que sus vías se “pliegen” y se pueda producir una asfixia postural. Y también es importante que su carita esté visible, preferentemente ladeada sin que le cubra la tela de forma que le impida respirar.

2# Posición ranita: piernas en forma de M:

La posición ranita es aquella en la que las rodillas del bebé quedan flexionadas a una altura más alta que su cadera, formando una M. Para lograr esta buena posición, es necesario bascular bien la cadera del bebé, es decir, colocar la cadera en retroversión de manera que su periné quede apoyado en nuestra tripa, así sus rodillas quedan altas y la cabeza del fémur bien encajada. Esta posición ranita es necesaria para un porteo seguro, puesto que fomenta el correcto desarrollo de la cadera del bebé.

La apertura que le demos a las piernas del bebé va a depender del momento evolutivo de éste, ya que un bebé de 10 días no tiene el mismo ángulo de apertura de caderas que un bebé de 14 meses. Tendremos que respetar siempre su apertura natural de caderas.

3# A un beso de distancia:

La altura ideal para el porteo seguro de un bebé es “a un beso de distancia”: esto quiere decir que el adulto llegue a darle un beso en la cabecita al bebé sin forzar el cuello y si que el bebé quede demasiado alto. Esta altura es la ideal por varias razones:

  • ayuda a integrar el peso del bebé en el eje del adulto sin afectar al equilibrio y ayudándole a cuidar su espalda
  • fomenta el contacto con el bebé
  • facilita la identificación de las necesidades del bebé
  • permite mantener un campo de visión amplio y reducir así el riesgo de tropezones y accidentes

Cuando el bebé ya es grande y nos obstaculiza el campo de visión, podemos pasar a portear a la cadera o a la espalda.

4# Espalda en forma de C:

La forma natural de la espalda de los bebés al nacer es curvadita, en forma de C. Y conforme vayan pasando los meses su espalda se irá desarrollando hasta erguirse por completo. Para un porteo seguro y respetuoso con la espalda del bebé es necesario respetar la posición natural de su espalda.

5# Bebé mirando hacia el adulto:

Esta posición de la espalda y piernas del bebé sólo se puede realizar si el bebé está mirando hacia el porteador, como abrazadito, ya esté delante, en la cadera o a la espalda. Algunos portabebés permiten portear al bebé mirando hacia afuera, pero no es una posición que fomente un porteo seguro por muchas razones: dificulta la termorregulación, fomenta la hiperestimulación, no permite una posición correcta,… Así que siempre, siempre, siempre, coloca a tu bebé mirando hacia ti.

6# Realiza un buen ajuste del portabebés:

Para que el bebé tenga un buen soporte, es totalmente necesario que el portabebés esté bien ajustado, ya sea mochila, fular, bandolera,… En bebés chiquitines es especialmente importante porque su espalda todavía no tiene bien desarrollada su musculatura y necesitan que el portabebés sea el que mantenga a su cuerpo en la posición erguida sin dañar su espalda. En niños más grandes, que ya se sientan solos, también es necesaria una buena postura para ofrecerles mejor soporte y comodidad.

La buena tensión del portabebés nos va a ayudar también a los adultos a ir más cómodos porque fomenta que el peso quede bien integrado en el propio eje, reduciendo la sensación de peso.

7# La tela de portabebés le cubre de rodilla a rodilla:

Cuando la tela le cubre de rodilla a rodilla estamos asegurando un buen asiento para el bebé y fomentando esa posición de ranita tan necesaria para su cadera. Si la tela le queda más allá que de rodilla a rodilla, en el caso de las mochilas o mei tais, quiere decir que el portabebés le queda grande todavía; en el caso de los fulares, solo tendremos que recoger la tela un poco. Y en el caso de que la tela no le llegue de rodilla a rodilla, es porque el fular o bandolera está mal colocado y tendremos que extender, o porque la mochila o mei tai es ya pequeño para el tamaño del bebé. Esto supondrá que el peso del bebé estará recayendo en una zona más reducida, llegando a convertir tu portabebés ergonómico en una auténtica “colgona”. Y no queremos eso, ¿verdad? Así que ya sabes, la tela de rodilla a rodilla 😉

8# Elegir un portabebé adecuado al desarrollo evolutivo del bebé:

No todos los portabebés son para todas las etapas ni eternos para siempre jamás. Es necesario que elijamos bien el portabebés basándonos en el momento evolutivo de nuestro bebé, asegurándonos así que es respetuoso con esa etapa. Este post te puede ayudar a aclarar ideas a la hora de elegir tu portabebé. Y si vemos que el portabebé ya no es adecuado, toca cambiar a otro, hay mil opciones!

9# No movimientos bruscos ni actividades de riesgo:

Hay cosas que son de sentido común, pero para un porteo seguro es necesario que no nos olvidemos que una personita frágil va con nosotros y hay que tener cuidado. Por eso, acompaña tus movimientos con cuidado, en especial con los giros, sujetándole bien la cabeza ya sea con el portabebé o con tu mano y ten claro que hay algunas cosas que no se deben hacer mientras porteas.

Para todo lo demás vía libre: pasea, haz ejercicio moderado, come, haz tareas del domésticas, baila, … un poquito de sentido común y listo!

10# Tela bien extendida por los hombros y espalda del adulto:

Cuanta más superficie de contacto, mejor se reparte el peso y menos sufrirá nuestra espalda. Por ello si usas fular o bandolera: intenta alejar un poco la tela de tu cuello y extiende bien la tela por tu espalda y hombros. En el caso de las mochilas ergonómicas, intenta que la tura que une los tirante en la espalda, esté lo más abajo posible.

Como ves, son cosas sencillas que no cuestan mucho y que nos ayudan a realizar un porteo seguro. Si prestas un poquito de atención enseguida las integrarás como algo normal y podrás disfrutar con total comodidad y seguridad de portear a tu bebé. Y si aún así te quedan dudas, consulta a una asesora de porteo!

¿Te han resultado útiles estos consejos sobre porteo seguro?

¿Alguno más que añadir para usar tus portabebés ergonómicos correctamente?

Si te ha gustado el post y te parece que puede ayudar a otros papás y mamás que portean… comparte, comenta y haz que llegue a todo el mundo! Sólo con tu ayuda otras familias pueden conocer esta información útil.

Y si estás buscando un portabebés ergonómico, pasate por nuestra tienda online de portabebés.

¡Feliz porteo seguro!

Infografía realizada por: GuardaTodo.

Laura – Pajarito Pinzón
Soy Laura, psicóloga y asesora e instructora de porteo ergonómico, al frente de Pajarito Pinzón desde 2013. Mi objetivo es dar a conocer al máximo todos los beneficios que el porteo nos puede dar tanto a los adultos y a los bebés y ayudar a las familias a encontrar el portabebés que mejor se adapte a sus necesidades.
blog portabebés

¿Quieres recibir nuestro boletín? ¡Suscríbete!


Próximos eventos

No hay próximos eventos actualmente.

veo-bio-juguetes-de-madera
cirque-magique

2 Comments
  1. Hola Marta! Cuando ya no le llega de rodilla a rodilla, puedes probar a bascularle un poco más la cadera para “ganar un poco de tela a la mochila” (si su culete baja sus rodillas quedan mas arriba y salvamos un poco este problema). Puedes alargar un poco su uso, pero es el momento de pasar a una mochila toddler (tienen el panel mas ancho y alto). Respecto a lo de la altura, tienes que ver si tu vas cómoda (cuanto más bajo va el bebé más forzamos la espalda). Como alternativa es que cuando él quiera teta, aflojes un poco la mochila y cuando termine lo reajustes. Creo que será más sano para tu espalda. Un abrazo

  2. Dos dudas: 1) en cuanto el bebe/niño es un poco grande, es difícil que la tela de la mochila le legue de rodilla a rodilla. Que solución hay?? 2) mi bebe quiere tener la teta “a mano” con frecuencia así que no le puedo poner a la altura de “darle un beso” sino un poco más abajo. Es problema? Gracias!

 

Deja un comentario